LA EXPOSICIÓN

“GALAICOS. Un pueblo entre dos mundos” es una exposición donde las y los visitantes podrán disfrutar de un viaje por el rico patrimonio cultural ligado a la historia de As Rías Baixas y de Galicia. Durante el recorrido se muestra, a través de una selección de los objetos arqueológicos más representativos, la evolución que se produce durante un largo período de 2.000 años, desde la prehistoria hasta la antigüedad tardía. El eje atlántico del noroeste peninsular, donde se ubican As Rías Baixas, es un territorio de gran actividad comercial donde convergen tradiciones culturales y una de las zonas de España con una mayor densidad de yacimientos arqueológicos.

Este viaje nos lleva hasta las relaciones comerciales y culturales entre los pueblos galaicos y otras áreas y a los cambios que éstas han ido experimentando desde la Edad de Bronce hasta la crisis del Bajo Imperio. La exposición muestra las formas de vida de aquellas sociedades en la fachada atlántica y el impacto que han podido ejercer en ellas otras culturas, junto con la transformación del territorio. La península Ibérica, por su situación geográfica, ha sido desde la prehistoria un espacio de encuentro entre dos mundos: el atlántico y el mediterráneo, con sus correspondientes aportaciones culturales. El pueblo galaico se encontraba en una excelente posición geográfica para las conexiones marítimas, interactuando con las culturas atlánticas pero también con las de origen mediterráneo, lo que se ha demostrado a través de las últimas investigaciones arqueológicas y del material hallado en las excavaciones de los yacimientos. “Galaicos” es una exposición itinerante que se inaugurará en el Museo Arqueológico Nacional (MAN) de Madrid el 31 de noviembre de 2018, para posteriormente visitar otros museos españoles como el Museo de Pontevedra y el Museo de Prehistoria y Arqueología de Valencia, dónde podrá visitarse entre los meses de marzo y septiembre del 2019. Se trata de una exposición que pone en valor la cultura galaica a través de más de 70 objetos arqueológicos representativos, algunos inéditos en Pontevedra, y otros de excepcional relevancia.

Es una exposición didáctica y visual que no dejará indiferente a nadie, por su monumentalidad y su impactante hilo conductor, en el cual la presencia en el paisaje del vasto patrimonio arqueológico de sus yacimientos más emblemáticos llevará a las y los visitantes a vivir y conocer en profundidad la riqueza arqueológica y cultural de As Rías Baixas durante todo el año. Y para vivir más de cerca todo este intenso y apasionante destino arqueológico… en As Rías Baixas te esperan…

YACIMIENTOS únicos , restaurados y puestos en valor…

Brazalete A LanzadaYacimiento de Santa Trega (A Guarda)

El yacimiento de Santa Trega, que controla la desembocadura del río Miño, se trata de un poblado galaico-romano ocupado desde el siglo IV a. C. hasta el siglo I d. C. Su sistema constructivo refleja la tradición castreña, en la que predominan las construcciones circulares con una arquitectura defensiva y doméstica. El área ocupada por esta ciudad alcanza las 20 hectáreas, lo que lo convierte en uno de los mayores castros encontrados en tierras gallegas, aunque solamente se haya excavado hasta el momento un 5 % de la superficie total. Un área del poblado se caracteriza por las casas-patio, formadas por distintas estancias agrupadas en torno a un patio. Las familias de este barrio manejaban un ajuar doméstico marcado por la presencia masiva de cultura material romana. Las cabañas se asientan directamente sobre la roca madre, sus muros están recubiertos de cal y arena y en su interior algunas poseen bancos adosados. Entre los años 2015 y 2016 se han realizado importantes hallazgos, como una cabeza pétrea, ánforas y lucernas romanas, piezas deTerra Sigillata, fragmentos de labras decoradas, el cuenco millefiori (único en el norte de Península), un puñal legionario, el remate de un torque de oro y más de 42.500 piezas. Santa Trega es, sin duda, uno de los legados patrimoniales más importantes de As Rías Baixas y de Galicia.

El yacimiento de A Lanzada en Sanxenxo no se trata de un castro, sino que es, entre otras cosas, una factoría de salazones que ocupa una extensión considerable en un emplazamiento privilegiado entre las rías de Pontevedra y de Arousa, con buenas zonas de fondeadero y minas de estaño en el entorno inmediato. Nos encontramos ante un emporio comercial, sin ninguna evidencia de fortificación, excepcional por su arquitectura y con soluciones constructivas muy avanzadas y sin parangón en el mundo galaico; por su actividad económica, con numeroso ganado bovino, abundantes restos de équidos y de grandes concheros que remiten a una actividad marisquera especializada. También se documentan piletas que se relacionan con parte de una factoría salazonera, la primera de este tipo documentada en el noroeste peninsular. Hasta hace poco se consideraba que los romanos habían traído a la costa gallega este tipo de industria, sin embargo los hallazgos en A Lanzada demuestran que los galaicos ya elaboraban estos productos doscientos años antes de la llegada de Roma. Uno de los elementos que convierten A Lanzada en un yacimiento singular es su extensa necrópolis. El cementerio data de entre los siglos II y VI y en él se exhumaron un total de 102 individuos, de los cuales 43 pueden adscribirse al período tardío. Pero no sólo se moría en A Lanzada en época tardía. Se ha descubierto una gran estructura rectangular de mampostería con un pórtico lateral vinculada con la necrópolis que data de entre los siglos IV y V y que posiblemente se tratase de una pequeña iglesia.

Brazalete A LanzadaYacimiento de A Lanzada (Sanxenxo)
Brazalete A LanzadaMuertos Tardorromanos (A Lanzada-Sanxenxo)
Brazalete A LanzadaMonte de O Facho (Cangas)

El mirador natural del monte de O Facho, ubicado en la península que separa las rías de Vigo y Pontevedra, acogió a lo largo de los siglos distintas expresiones. En el siglo X a. C. fue un poblado, desde el siglo IV a. C. al I d.C. fue un castro galaico y a lo largo de los siglos II y IV d. C. se asentó en la cima un santuario en honor al dios Lar de Beróbriga. Todos estos rasgos aún se conservan a día de hoy. Este santuario único de la Edad de Hierro, donde se desarrollaban diferentes rituales, refleja la evolución de ritos y creencias que sigue existiendo en época romana cuando se depositaron cientos de altares dedicados a este dios.

 

 

Brazalete A LanzadaYacimiento de Castrolandín (Cuntis)

El yacimiento de Castrolandín, en Cuntis, fue una aldea agrícola situada en un espolón granítico al pie del fondo del valle del río Gallo. Existe una vivienda que imita el modelo de casa-patio, formada por distintas dependencias. El antiguo acceso al castro se cierra y se abre con una nueva entrada monumental con torreones y una escalinata en el extremo noroeste. La familia que la habitó concentra gran parte de los bienes de importación de origen cartaginés y romano, sobre todo contenedores de vino. Los hallazgos del castro muestran la existencia de contactos comerciales, con la presencia de cerámica de origen púnico y romano, pero también producciones de la Meseta como la fíbula de caballito.

 

MUSEOS donde descubrirás tesoros históricos y culturales que te atraparán…

Museo de Pontevedra. Nació en 1929 con el fin de fomentar el conocimiento sobre la cultura gallega en las distintas manifestaciones del paso del tiempo. Inicialmente se instaló en un bello inmueble que data del año 1760 conocido como Edificio Castro Monteagudo y posteriormente fue ampliado a otros:

  • El edificio García Flórez, que data del s. XVIII, donde podemos encontrar muestras de azabaches, grabados, esculturas religiosas y una cocina tradicional gallega, así como el despacho del almirante Méndez Núñez y una reproducción de la cámara de la fragata Numancia.

  • El edificio Sarmiento, que data del s. XVIII, exhibe fondos arqueológicos que van desde la prehistoria hasta la época romana, además del legado de arte contemporáneo y asiático-oriental de Sánchez Mesas-Fernández de Tejada.

  • El edificio Fernández López acoge fundamentalmente obras pictóricas de los s. XIX y XX.

  • Las Ruinas de San Domingos también forman parte del museo. Son uno de los elementos históricos y artísticos más destacados de la ciudad de Pontevedra aunque se sitúe fuera de la zona monumental. Los restos de este antiguo convento, fundado en el año 1281 por la Orden Dominica, datan de los s. XIV y XV. Fue abandonado desde la desamortización de Mendizábal en 1834 e actualmente conserva únicamente la capilla mayor y las laterales.

  • El Sexto Edificio supone para el museo una ampliación de nueva construcción de 10.000 m2 dedicada a salas de exposiciones permanentes y temporales, talleres de restauración y un auditorio con capacidad para 250 personas.

Museo del Mar de Galicia. Posee una de las más completas exposiciones permanentes relacionadas con el mundo del mar y la pesca, que a su vez se combinan con otras temporales. El espectacular edificio es obra del arquitecto italiano Aldo Rossi, quien visualizó en el esqueleto de una vieja fábrica de conservas de Alcabre una edificación moderna y muy inspiradora. El proyecto fue finalizado por el gallego César Portela. Cabe destacar que en este mismo enclave se encuentra el centro arqueológico Salinae, que nos permite entender el funcionamiento de la única instalación salinera marina de evaporación solar conservada y musealizada de todo el Imperio Romano.

PAISAJES de ensueño que no olvidarás…

La desembocadura del principal río gallego, el río Miño, hace de frontera con el vecino Portugal. Desde el nacimiento de este río hasta su desembocadura, las mareas y la horizontalidad del terreno permiten la existencia de praderas a orillas del cauce navegable y de islotes. Un entorno natural único salpicado por observatorios ornitológicos, miradores naturales y rutas de senderismo; la propia desembocadura posee una belleza monumental por la grandiosidad de su espacio, que se puede divisar desde lo alto del imponente monte Santa Trega, donde se encuentra el yacimiento del mismo nombre.

La Costa de la Vela, además de por sus espectaculares playas, entre las que se encuentra la playa nudista de Barra, destaca por los acantilados de Cabo Home, desde donde el yacimiento de monte de O Facho domina las vistas desde las islas Cíes hasta Fisterra en días claros.

El verde de las tierras de Deza puede verse desde el castro de Toiriz. En esta zona destaca el espacio natural de las Brañas de Xestoso, situado entre las comarcas de Tabeirós y Deza, que constituye la mejor representación gallega de turberas ácidas de esfagno, un hábitat extraordinariamente raro y frágil. Además del humedal, la peculiaridad de este espacio reside en la existencia de diversas especies, como una pequeña población de sisón menor, ave característica de hábitats esteparios.

Para más información sobre el Destino Rías Baixas se puede visitar www.turismoriasbaixas.com